Autoconsumo fotovoltaico: qué es y cómo funciona

855 Views 0 Comment

¿Quieres saber qué es el autoconsumo? ¿Y las placas solares autoconsumo? ¿Conoces el autoconsumo fotovoltaico? Ahora se habla mucho de ello, y no es de extrañar, ya que el autoconsumo eléctrico genera importantes beneficios económicos y también para el medio ambiente.

¿Qué es el autoconsumo?

El autoconsumo eléctrico se obtiene cuando cualquier persona instala un sistema para generar su propia energía renovable. Esta energía es la que se obtiene de fuentes inagotables y limpias, como el sol o el viento. Lo más habitual, fácil y eficiente es instalar placas solares (por si te interesa, también te podemos explicar de qué están hechas las placas solares y cómo funcionan). En ese caso, estaríamos hablando del autoconsumo fotovoltaico: utilizar el sol para generar nuestra propia energía.

Quizás lo más llamativo de este sistema es el ahorro que supone: con una instalación fotovoltaica podemos generar hasta el 70% de la energía que consumimos en el hogar. Pero no solo se trata de ahorrar en la factura eléctrica. El autoconsumo también nos dará la tranquilidad de no estar tan expuestos a los cambios bruscos en el precio de la luz. Y además, por supuesto, estamos contribuyendo a impulsar las energías renovables y a reducir las causas del calentamiento global.

Apoyo al autoconsumo fotovoltaico

Las administraciones están de nuestra parte. Desde hace unos años se fomenta el autoconsumo fotovoltaico desde los gobiernos europeos. La normativa actual reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica renovable sin pagar por ello, justo lo contrario de lo que ocurría entre 2015 y 2018, mientras estuvo vigente el “impuesto al sol”. Este impuesto obligaba a los productores de energías limpias para autoconsumo con instalaciones de más de 10kw de potencia a pagar por su instalación.

En 2018 se produjo el cambio de chip. Desde entonces, no solo se eliminó el impuesto, sino que se han facilitado los trámites para tener una instalación fotovoltaica. Además, se aprobó la compensación a los pequeños consumidores que vuelcan en la red eléctrica la energía que no consumen (autoconsumo con excedentes). De esta manera, el ahorro aumenta y la instalación se amortiza más rápidamente.

¿Y cómo es una instalación de autoconsumo?

Si te has animado a generar tu propia energía, necesitarás una instalación fotovoltaica. Para ello, necesitarás paneles solares, que convierten la luz del sol en corriente continua, y un inversor, que la transforma en corriente alterna. Esto es importante, ya que desde la guerra de las corrientes que protagonizaron Tesla y Edison cuando inventaron la luz eléctrica, la corriente alterna es la que utilizamos dentro de casa para hacer funcionar los electrodomésticos. A continuación, este equipo se conecta a la instalación eléctrica y automáticamente empezaremos a autoconsumir y a ahorrar en la factura de la luz.

Una vez tengamos la planta en funcionamiento, podremos monitorizar en tiempo real la cantidad de energía que estamos generando mediante una app, que también nos permitirá consultar el consumo que estamos haciendo y el estado de nuestra instalación.

Mientras estemos produciendo energía, la electricidad que gastemos en casa vendrá prioritariamente de nuestra instalación fotovoltaica, y cuando se vaya el sol o dejemos de producir, la obtendremos de la red eléctrica. Si te lo estás preguntando, también funcionan las placas solares sin conexión a red.

Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, hoy en día un sistema de 3 kW es suficiente para cubrir la mayoría de las necesidades de consumo eléctrico de un hogar de cuatro miembros y una superficie de setenta metros cuadrados, y esta instalación tardará en amortizarse entre seis y diez años.

Lógicamente, el tiempo de amortización dependerá del uso que hagamos de la energía y también de la calidad de la instalación. Por ese motivo, es importante encargar nuestra instalación fotovoltaica a una empresa profesional que garantice el uso de los productos de mejor calidad y rendimiento para obtener la máxima eficiencia posible en la planta solar.

¡Bienvenido al autoconsumo!

0 Comments

Leave a Comment