Para qué sirven las placas solares

651 Views 0 Comment

Básicamente, si queremos saber para qué sirven las placas solares, la respuesta es para producir electricidad a partir de la luz del sol. Y esta capacidad de producir nuestra propia energía se puede traducir en ahorro y en una mayor independencia energética. Te contamos cómo.

Cómo producen electricidad a partir de la energía solar

Como decíamos, estos paneles que vemos en los tejados se utilizan para captar la energía del sol y convertirla en electricidad, pero esto ¿cómo se consigue?

Tal y como explicamos en el artículo sobre cómo funcionan las placas solares, esto se debe a un proceso llamado fotovoltaico, según el cual los fotones de luz solar son absorbidos por las celdas o células solares que se encuentran en la placa. Cuando analizamos de qué están hechas las placas solares, vemos que estas células están compuestas por materiales semiconductores, como el silicio, que generan electricidad cuando son expuestos a la luz.

Una vez que la energía solar es captada por estas placas solares y se convierte en electricidad, necesitamos un inversor solar que transforme la corriente continua en alterna. Y ya podemos utilizar la electricidad en el hogar. O bien la podemos usar para encender las luces y los electrodomésticos con normalidad, o bien la podemos utilizar para recargar las baterías, lo que es especialmente útil en caso de cortes de energía o cuando no hay acceso a la red eléctrica. Y la energía que no usemos y nos sobre, la podemos inyectar a la red y beneficiarnos de la compensación de excedentes.

¿Se pueden usar para calentar agua?

Al hablar de placas solares también puede surgir la duda de si se pueden utilizar para calentar agua. En este caso, hay que dejar clara la diferencia entre la energía solar térmica y la fotovoltaica.

Las placas solares fotovoltaicas que instalamos en los tejados para producir electricidad no sirven para calentar el agua. Estas placas funcionan mediante la luz solar, no el calor. De hecho, el rendimiento de las placas solares en invierno no disminuye, aunque las temperaturas sean menos cálidas, y en cambio el calor extremo sí puede afectar al rendimiento negativamente.

Por otro lado, las placas solares térmicas sí pueden ser utilizadas en sistemas de calentamiento de agua. En este caso, utilizan el calor del sol para calentar el agua que se utiliza en piscinas, casas o incluso edificios, pero no sirven para generar electricidad. También pueden ayudar a reducir el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, pero no nos servirán para tener nuestra propia electricidad.

Ventajas

Al instalar una planta fotovoltaica para autoconsumo, podemos producir electricidad suficiente para reducir hasta el 70% de la factura de la luz. Incluso más si usamos baterías para placas solares. Se trata de una forma eficiente y sostenible de ahorrar en la factura de la luz que presenta grandes ventajas:

Ahorro. El ahorro en la factura eléctrica es la principal ventaja. La luz del sol es gratis y, una vez instaladas las placas, ya puedes generar tu propia electricidad durante el día. Esto supone un ahorro significativo en la factura a largo plazo y las placas se amortizan en 4-6 años.

– Sostenibilidad. Al utilizar la energía del sol en lugar de combustibles fósiles, se reduce la emisión de gases de efecto invernadero y se contribuye a la conservación del medio ambiente.

– Durabilidad. Las placas solares fotovoltaicas tienen una vida útil muy larga y son muy duraderas. Te pueden durar 30 o 40 años sin necesidad de mantenimiento o reparaciones significativas y, si quieres vender tu casa, piensa que las placas aumentan el valor de tu vivienda.

– Fácil instalación. En la mayoría de los casos, la instalación de placas solares fotovoltaicas es relativamente sencilla y no requiere de mucho tiempo. Además, un equipo de Engel Solar realizará un estudio completamente gratuito de tu caso para que puedas saber cuál es la mejor solución para tu hogar y cuál será el ahorro estimado que obtendrás.

– Flexibilidad. Las placas solares fotovoltaicas pueden instalarse en casi cualquier tipo de edificio, incluso puedes ponerlas en una zona alejada en el campo porque pueden funcionar sin conexión a la red eléctrica. Pueden instalarse en el tejado o en el suelo y puedes usarlas con o sin baterías. Depende de lo que necesites y prefieras.

Desventajas

Aunque casi todo son ventajas, las placas solares fotovoltaicas para autoconsumo tienen alguna desventaja a tener en cuenta:

Desembolso inicial. Aunque son muy rentables a largo plazo, el costo inicial de la instalación puede ser algo elevado. No obstante, el precio de las placas solares suele ser mucho menor de lo que nos imaginamos.

– La ubicación y las condiciones climáticas influyen en el rendimiento. Por eso, es importante solicitar previamente el estudio personalizado de nuestro caso.

– Necesitas luz solar. Recuerda que las placas solares fotovoltaicas funcionan con la luz solar, por lo que en zonas o épocas con poca luz solar la producción puede ser algo menor.

– Almacenamiento de energía. Si quieres guardar la energía que produces durante el día para usarla por la noche necesitarás instalar baterías adicionales.

– Dependencia de la red eléctrica. Aunque pueden funcionar sin conexión a la red eléctrica, lo normal es que nos mantengamos conectados para no arriesgarnos a quedarnos sin electricidad cuando no haya sol. Es por eso que habitualmente aunque tengas placas solares tienes que pagar algo de luz.

No obstante, pese a estos condicionantes, generalmente el ahorro económico y ambiental es tan considerable que no dejan lugar a dudas: es rentable instalar placas solares en una casa en la gran mayoría de casos.

Y si tienes cualquier duda o quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nuestros expertos de Engel Solar que te asesorarán en tu instalación fotovoltaica para autoconsumo.

0 Comments

Leave a Comment