Paneles solares para casa en 3 pasos

1072 Views 0 Comment

Sí, estás pensando en paneles solares para casa, pero no sabes por dónde empezar… ¿Se podrán poner en tu terrado? ¿Qué paneles pondrás? ¿Hay que pedir permisos?

No te preocupes, es fácil. Te contamos en solo tres pasos qué tienes que tener en cuenta para instalar placas solares con garantías.

Busca el sitio

Lo primero, lógicamente, es buscar un sitio. Si quieres instalar placas solares necesitas tener un espacio donde ponerlas: el tejado, las cubiertas, el jardín…

Si eres de los afortunados que viven en una casa seguramente no tendrás problemas para encontrar una ubicación. Si no es así, lo tendrás más complicado, es cierto, pero también existen alternativas. Piensa que la nueva normativa sobre el autoconsumo de energía permite que la instalación fotovoltaica esté próxima, pero no necesariamente en el mismo edificio. Esto significa que cabe la posibilidad de instalar las placas en un espacio o una cubierta cercanos a donde vivimos.

Fantástico, tienes espacio. Pero ¿es la ubicación adecuada? ¿Influyen la orientación y la inclinación para su rendimiento? Pues sí, mucho.

Orientación de las placas solares

Para sacar el mejor partido de la instalación, es vital la orientación de las placas. Para que sean más productivas, los rayos del sol deben incidir sobre ellas de forma perpendicular. Y para ello lo ideal es que estén orientadas al sur. Si no es posible orientarlas al sur, entonces intenta optar por la orientación este-oeste: parte de las placas en el lado este del tejado y parte, en el oeste.

A la hora distribuir los paneles vale la pena pararnos a pensar en qué momentos del día necesitamos más energía para el hogar. Como ya sabemos, el sol sale por el este y se pone por el oeste. Por lo tanto, si necesitamos un extra de energía por la tarde-noche, mejor colocar más placas orientadas hacia el oeste para aprovechar mejor las horas de luz del atardecer.

Lo peor que puede pasar es que tu casa esté orientada al norte. En ese caso, seguramente no valdrá la pena que instales una planta fotovoltaica porque en esa orientación la radiación solar será muy poca. Ojo, hablamos de la orientación respecto al sol, así que nos referimos al norte geográfico o solar, que es diferente del norte magnético que señalan las brújulas.

Además de la orientación, para obtener un resultado óptimo lo ideal sería que los paneles tuvieran una inclinación de entre el 15% y el 20%. Aunque en ocasiones la inclinación de las placas la decidirá tu tejado, y no tú.

No obstante, no te preocupes porque lo normal es que un técnico de la empresa instaladora fotovoltaica haga un estudio minucioso de tu caso para valorar la viabilidad y el rendimiento de la instalación.

Instalar placas solares

Una vez tenemos la ubicación, es recomendable contactar con una empresa especializada. Para disponer de energía solar en casa, no basta con comprarse una placa solar y clavarla en un tejado.

Los componentes de una instalación fotovoltaica incluyen las placas solares, pero también el cableado, un inversor, un contador, un sistema de monitorización y, opcionalmente en algunos casos, pilas o baterías. Y todo eso se debe instalar meticulosamente siguiendo las indicaciones del estudio previo.

Y eso no es todo. Es fundamental que optemos por productos de muy buena calidad. Conviene comprobar, por ejemplo, que el modelo de placas que utilicemos sea sin efecto LID (sin pérdida de potencia inicial), que genere la máxima potencia en el mínimo espacio, que se haya fabricado sin soldaduras invasivas (lo que evita el riesgo de microfisuras) y, si puede ser, que sea lo más estético posible, claro.

La elección de los mejores materiales nos garantizará el mejor rendimiento y una larga vida a nuestra instalación. En este sentido, cabe destacar que Engel Solar ofrece 25 años de garantía de producto, rendimiento y mano de obra. Ahí es nada. En este caso, para poder garantizar el buen funcionamiento tan a largo plazo es necesario trabajar con los paneles solares que en cada momento sean los más eficientes del mercado y con la menor tasa de degradación, con lo que la planta durará más sin perder eficiencia.

Avisa a tu compañía de la luz

Cuando ya tienes la instalación completada, ¡hay que legalizarla!

Para poder empezar a autoconsumir tu propia energía hay que pedir permisos y licencias. Y la legalización es un trámite necesario bastante pesado. Pero no te preocupes, tu empresa de soluciones energéticas se encargará de toda la parte burocrática para poner en marcha la instalación de forma completamente legal. Recuerda que Engel Solar entrega los proyectos fotovoltaicos llave en mano, legalizados y en funcionamiento, para que no tengas que preocuparte de nada.

Eso sí, si quieres acceder a las bonificaciones y subvenciones de las que disfruta la energía solar, esta parte del papeleo sí la tienes que hacer tú mismo como titular de la instalación. Básicamente te recomendamos dos cosas:

a) Avisa a tu compañía comercializadora de la luz para poder beneficiarte de la compensación de excedentes. Así, recibirás una compensación por la energía solar que no utilices y que se vuelque en la red eléctrica. Habla con tu comercializadora eléctrica para saber de cuánto estamos hablando.

b) Avisa a tu ayuntamiento para conocer las bonificaciones del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y la del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras). Como se trata de subvenciones municipales, cambian según el municipio donde vivas, por eso es recomendable que te informes en tu ayuntamiento.

¡Y listos! ¿Querías paneles solares para casa? Ya sabes cómo conseguirlos.

0 Comments

Leave a Comment