El IPCC 2022 lo advierte: hay que reducir el CO2 a la mitad para 2030

660 Views 0 Comment

Salvar la Tierra pasa por un consumo y una producción más limpios. Así de clarito queda en el último informe del IPCC, que lanza un ultimátum a la Tierra (como la película). El organismo de las Naciones Unidas, encargado de evaluar el cambio climático, alerta de la urgencia de reducir las emisiones casi a la mitad en menos de una década.

Según el programa para el Medio Ambiente de la ONU, “el cambio climático provocado por el hombre está causando una alteración peligrosa y generalizada en la naturaleza, lo que afecta a la vida de miles de millones de personas en todo el mundo”.

¿Sabemos cómo frenar el calentamiento global?

Frenarlo sí, evitarlo no. Ya es tarde. Actualmente solo podemos aspirar a evitar que se superen los 1,5 grados de calentamiento, y para ello es necesario reducir en un 45% las emisiones de CO2 de aquí a 2030 y llegar a cero emisiones en 2050.

Y ¿qué pasará si no conseguimos esa reducción? Si solo logramos reducir una cuarta parte de las emisiones, el calentamiento podría llegar a ser de 2 grados, y el impacto ambiental sería mucho mayor, evidentemente, según refleja el IPCC.

Riesgos del cambio climático según el IPCC

Las olas de calor, las tormentas, las sequías en unas zonas, las inundaciones en otras y la subida del nivel del mar afectarán cada vez más la salud, la vida y los medios de subsistencia de la humanidad, según el informe del organismo de la ONU.

La magnitud de la tragedia dependerá de lo rápido que nos pongamos las pilas. Si finalmente la temperatura llegara a subir 2 grados, los impactos en la biodiversidad y los ecosistemas, incluyendo la extinción de especies, sería mucho mayor.

Por no hablar del nivel del mar: con 2 grados más, en 2100 el nivel del mar sería 0,1 metros más alto que si el aumento de temperatura se frena en 1,5 grados. Y, lógicamente, si el nivel del mar aumenta más rápido, menos oportunidades tendrán las islas pequeñas, las costas bajas y los deltas para adaptarse. Poca broma: en torno al 40% de la población de esas zonas se vería afectada.

Cómo frenar el cambio climático

Todos sabemos que el calentamiento global es culpa del hombre. Única y exclusivamente. Ya lo decía el informe del IPCC de 2021, los gases de efecto invernadero que provienen de las energías fósiles o la deforestación extrema han dejado el planeta ante este panorama.

Afortunadamente, el progreso también nos ha traído nuevas formas de producción y consumo que nos ayudarán a contener la situación. Ya no dependemos tanto de los recursos agotables, y gobiernos, industrias y particulares empiezan a apostar por fuentes de energía verdes, como el sol o el viento.

¿Qué podemos hacer? A nivel particular, la forma más directa de reducir nuestra huella de carbono es modificar el uso que hacemos de los combustibles y las fuentes de energía. Está en nuestra mano ayudar a frenar el cambio climático. Para ello:

Vigila los desplazamientos

Si es posible, prioriza el uso de la bici, el patinete o el coche eléctrico sobre los vehículos a motor; el transporte público sobre el privado y los productos de km 0. Ten en cuenta el trayecto que tiene que recorrer lo que compramos, da igual que sea por internet o en la frutería del barrio, si el producto procede de la otra parte del planeta.

Apuesta por energía renovable

Cada vez las energías renovables son más accesibles y asequibles. Considera la posibilidad de contratar un servicio de energía verde, procedente de plantas fotovoltaicas o parques eólicos. La inversión compensa, tanto para el bolsillo como para el planeta. Porque estas energías se producen a partir de fuentes renovables, reducen la emisión de gases de efecto invernadero y reducen notablemente nuestra huella ambiental.

Eso sí, aunque sea energía renovable, no abuses de su consumo: en invierno no hace falta que vayas en manga corta dentro de casa.

Recuerda que estamos en una situación de riesgo nunca vista antes. Y hará falta mucho más que la mítica frase “Klaatu barada nikto” de Ultimátum a la Tierra para proteger nuestro querido planeta.

0 Comments

Leave a Comment