Consumo fantasma de electricidad: qué significa y cómo evitarlo

851 Views 0 Comment
Consumo fantasma de electricidad

En las facturas de la luz suele aparecer un consumo eléctrico que no sabemos de dónde viene. Esto es lo que se conoce como “consumo fantasma”. ¿A qué se debe? La mayoría de los aparatos y electrodomésticos siguen gastando una cantidad pequeña de electricidad cuando están apagados o en modo stand-by (en reposo), sin desenchufar.

Se calcula que entre un 7% y un 11% de la energía que se consume en un hogar medio se produce por un consumo fantasma. Es decir, electricidad que se consume sin necesidad de hacerlo.

¿Qué es el consumo fantasma?

El consumo mínimo que se sigue contabilizando, aunque no estemos usando un aparato eléctrico es por culpa del transformador. Todos los aparatos tienen un transformador que adapta el voltaje mediante dos bobinas. Una de estas siempre está activa mientras esté enchufado a la luz, aunque no usemos el aparato. Por eso muchos de ellos tienen una lucecita que suele ser roja cuando están en modo reposo.

Un gran ejemplo es la televisión. En muchos casos, si la apagamos desde el botón de apagado del mando a distancia, sigue habiendo una luz roja hasta que la desenchufamos.

Otro motivo del consumo fantasma es el transformador interno de los aparatos. Casi todos tienen uno de estos en su interior, y la mala noticia es que continúan consumiendo energía cuando están en stand-by. Hay que sacarlos del enchufe para que dejen de gastar luz. Por ejemplo, los cargadores de los móviles. No tienen una luz roja que nos indica que están en reposo, pero si no los desenchufamos, siguen consumiendo, aunque en cantidades poco relevantes.

¿Los electrodomésticos apagados consumen energía?

La respuesta es: sí. Todos los aparatos que estén enchufados, aunque estén apagados, consumen. Aunque eso sí, en modo stand-by, el consumo es mucho menor. El problema llega cuando son muchos los aparatos que tenemos en modo stand-by día tras día. En este caso, podemos encontrarnos con una sorpresa en nuestras facturas de la luz, y si se hace un cálculo pueden ser varios euros al año.

La recomendación es que utilices un medidor de consumo eléctrico para ver el consumo fantasma real que hay en tu casa, sin estimaciones.

Por ejemplo, si nos ponemos a sumar, solo con una televisión, un ordenador, Google Home y un microondas, puedes gastar aproximadamente 377 kWh. Apagando varios aparatos que no usas, podrías ahorrar más de 60 euros al año. Lo que significaría unos 5 euros al mes.

Consejos para reducir el consumo fantasma

Te contamos qué hábitos puedes adquirir en tu día a día para evitar el consumo fantasma en casa.

Lo principal a la hora de comprar nuevos electrodomésticos o aparatos es mirar detenidamente la etiqueta de eficiencia energética. Ahí nos indica el consumo energético y el consumo en reposo. A mayor eficiencia, menor consumo.

Usar temporizadores, por ejemplo, en un termo eléctrico, para que no esté conectado todo el día y no gaste energía inútilmente. Con un temporizador, se desconectará a la hora que quieras.

Utilizar regletas o desenchufar los aparatos es lo más factible para eliminar el consumo fantasma. Puede parecer incómodo tener que hacerlo, pero es lo más fácil para reducir este consumo en la factura de la luz.  

Asimismo, instalar paneles solares en casa ayudaría a reducir todavía más la factura de la luz. A partir del momento en que se instalen, se empieza a producir energía propia gratuita, haciendo que las facturas se reduzcan llegando incluso al 70% de ahorro energético.

0 Comments

Leave a Comment