Amperios, voltios y vatios: ¿quién es quién?

1435 Views 0 Comment

Segurísimo que no eres la única persona que se hace un lío con los amperios, voltios y vatios. Y es normal, son conceptos familiares con los que convivimos y que escuchamos infinidad de veces, pero no es tan sencillo entender en qué consiste cada uno.

En este artículo vamos a intentar explicarte este quién es quién de la electricidad. Para ello, lo primero que tenemos que saber es que los tres son unidades de medida. Y ¿qué mide cada uno? La tensión (voltios), la intensidad (amperios) y la potencia (vatios).

Te los explicamos uno a uno.

Voltios

Los voltios se representan con la letra V y miden la tensión eléctrica, que también se llama voltaje. Seguramente habrás oído hablar del “alto voltaje” o “alta tensión”, ¿verdad? Pues en estos casos estamos hablando de voltios.

Y ¿qué es la tensión eléctrica? Es la diferencia del potencial eléctrico que hay entre dos puntos. Para que te puedas crear la imagen mental de lo que estamos hablando, piensa que la corriente eléctrica la forman electrones que se desplazan por un hilo conductor. Y estos electrones se mueven debido a que existe una diferencia en el potencial eléctrico entre los dos extremos del recorrido.

Es decir, los electrones se mueven debido al voltaje: una fuerza electromagnética que provoca que se trasladen del punto A al punto B. Como si fuera un imán. Y eso produce la corriente eléctrica. Cuanta más diferencia de potencial haya entre los dos puntos, mayor será el voltaje.

Un ejemplo claro y cercano son las tomas de corriente de casa, donde conectamos los enchufes. En Europa y en la mayoría de países utilizamos un voltaje que está entre 220 y 240 voltios. En nuestro caso, tenemos 230 voltios en las casas porque es la diferencia que hay entre los dos agujeritos de la toma por los que entra el enchufe. Por eso, si viajamos a EEUU, donde el voltaje es de 120 voltios, tendremos que usar un adaptador de voltaje para nuestros aparatos eléctricos.

Como curiosidad, el voltio se llama así en referencia a Alessandro Volta, inventor de la pila voltaica en 1800

Amperios

Los amperios miden la intensidad y se representan con la letra A. ¿Verdad que hemos dicho que la corriente eléctrica son electrones que corren de un punto A a un punto B? Pues la intensidad es la cantidad de electrones que se desplazan por este recorrido. El voltaje es la tensión, la fuerza que los mueve, y los amperios son la cantidad. Cuantos más amperios, más electrones.

Así que cuando oigas hablar de los amperios-hora (Ah) sabrás que se refiere al número de electrones que pasan en una hora por el circuito eléctrico.

El amperio debe su nombre al matemático y físico francés André-Marie Ampère (1775-1836). Se empezó a usar como unidad de medida de la corriente eléctrica a mediados del siglo XIX, durante el desarrollo del electromagnetismo.

Vatios

Y llegamos a los vatios, representados con la W. Los vatios son el resultado de los voltios por los amperios (W=VxA), de ahí que los hayamos dejado para el final, para poderte explicar esta ecuación.

Los vatios miden la potencia, que es la cantidad de energía que obtenemos. Al combinar el voltaje (tensión) con la cantidad de electrones de la corriente eléctrica (intensidad) se obtiene la potencia. Cuanto más voltaje, más corriente. Y a más tensión e intensidad, más potencia.

En el caso del funcionamiento de las placas solares, es probable que hayas oído hablar de la potencia pico (Wp). Esta es la máxima potencia eléctrica que una placa puede llegar a generar en un momento dado. Aunque la instalación esté diseñada para alcanzar una potencia máxima nominal, la potencia pico puede ser más alta que la nominal (o no, dependiendo de la instalación que hayas elegido).

El vatio sirve como unidad de medida de cualquier potencia, no solo de la eléctrica: también de la mecánica, magnética, acústica… Y como es una unidad pequeña, muchas veces veremos que la potencia se calcula en kilovatios (kW) o megavatios (MW), esto es, mil vatios o un millón de vatios, respectivamente.

El nombre le viene de la castellanización del apellido de James Watt, un ingeniero escocés del siglo XVIII que contribuyó con importantes aportaciones al desarrollo de la máquina de vapor.

De los tres conceptos, quizás el de los vatios sea el que te resulte más familiar. Cuando compramos un electrodoméstico y queremos conocer la potencia que tiene, miramos los vatios. Cuantos más vatios tenga el aparato que conectemos a la red eléctrica, más cantidad de energía consumirá. Es por eso que hay electrodomésticos, como el horno o la lavadora, que decimos que “gastan mucho”. Y también es por eso que una de las cosas que puedes hacer contra el calentamiento global es racionalizar el uso de la energía y los aparatos eléctricos en el hogar.

A partir de ahora, esperamos que conozcas un poco más a los amperios, voltios y vatios y que este artículo te haya ayudado a saber quién es quién.

0 Comments

Leave a Comment